El azul y el blanco de Sidi Bou Said

Sidi Bou Said es un pueblo costero situado a unos 20 kilómetros de la ciudad de Túnez. 

El nombre del pueblo significa “Señor aquel que”. Desde 1920, el pueblo destaca por la ley que Rodolphe d’Erlanger aprobó, obligando a todos los habitantes de la localidad a pintar y mantener sus casas de color blanco, menos las puertas, ventanas y rejas que tendrían que ser de color azul claro.


La ciudad posee un encanto especial a través de sus pequeños zocos, pasadizos y calles donde podrá seguir disfrutando de los puestos de artesanía local, comida típica y souvernirs.


Sidi Bou Said es una ciudad de artistas y prueba de ello es su galería de arte y los numerosos artistas que allí viven y frecuentan el ambiente bohemio de la ciudad.


El día que visitamos la ciudad, íbamos de crucero por el Mediterráneo y en un mismo día visitamos Túnez y este pueblecillo. El día era gris, la cámara no era la mejor (de ahí la calidad de las fotos) y lo visitamos en un par de horas, pero es uno de esos lugares a lo que habría que volver.

Anuncios