¿Una escapada a Oporto?

Oporto es la capital del norte de Portugal,  y además de ser famosa por su vino, es la segunda ciudad más importante del país tras Lisboa. Esta situada en la ribera derecha del río Duero en su desembocadura con el océano Atlántico.

La cercanía con España hace que sea un destino muy  atractivo para los turistas españoles, incluso para una escapada de fin de semana.

La ciudad combina la arquitectura moderna con la antigua y su centro histórico es Patrimonio Mundial de la Unesco y posee un aire decadente que la dota de un ambiente único y melancólico.

Oporto también es conocida por la imponencia, innovación y belleza de sus numerosos puentes, fechados en distintas épocas y de distintos estilos arquitectónicos. La mejor forma de visitarlos es a través de un crucero por el río.

Dos días en Oporto

En la orilla izquierda del Duero se encuentra Vila Nova de Gaia, municipio que ha ido creciendo como ciudad dormitorio de Oporto, en ella se encuentran las famosas bodegas del vino de Oporto donde podéis degustarlo y visitar la bodega y ver incluso la elaboración del mismo.

Vistas de Oporto desde Vila Nova de Gaia

Vistas de Oporto desde Vila Nova de Gaia

Oporto es una ciudad para recorrerla sin prisas, andando y disfrutando al máximo de sus estrechas calles cargadas de melancolía.

El río Douro y al fondo Oporto

La ribeira del Duero, a ambos lados del río, es un lugar perfecto para disfrutar de una buena comida o cena, destacan las francesinhas como plato típico de la ciudad.

Desde allí se contemplan algunas de las fotografías más características y más bonitas de la ciudad, con el río y el puente Luis I.

 En la parte “alta” de la ciudad se encuentran las avenidas y barrios más señoriales y comerciales de la ciudad, así como el ayuntamiento y numerosas plazas más modernas que las que se encuentran en la zona antigua y la Ribera.

Anuncios