Un castillo de cuento en Gales

El Castillo de Conwy  se encuentra en la localidad homónima, en la costa norte deGales. Fue construido entre 1283 y 1289 como parte de la segunda campaña del rey Eduardo I de Inglaterra en Gales.

Viajar a Gales puede no llamar la atención a primera vista, pero es un destino turístico espectacular ubicado muy cerca de ciudades como Liverpool o Manchester. 

El castillo se ubica justo en la entrada principal de la ciudad de Conwy, a la cual se accede mediante un enorme puente colgante. La primera impresión, es la de adentrarse en el pasado, en el mundo de caballeros con armadura y príncipes rescatando a princesas, todo rodeado por un increíble paisaje verde.

La muralla con un total de veintidós torres, rodea la parte antigua de la ciudad, y desde ella se divisan las mejores vistas panorámicas del norte de Gales.  Las torres tienen unos 21 metros de altura y 9 metros de diámetro, con paredes de 4.5 metros de grosor.

Como muchos otros castillos de la zona, fue diseñado por James de St George. El castillo está dividido en dos patios, con el exterior y el interior rodeados por cuatro torres cada uno. Se estima que se gastaron 15.000 libras en construir el castillo y las defensas de la ciudad, la mayor suma gastada por Eduardo en ninguno de sus castillos entre 1277 y 1304.

Otro punto significativo de Conwy es el puerto, antiguamente, este era uno de los puertos pesqueros más importantes del país, hoy día, es un lugar muy agradable para pasear, tomar un refresco, sentarse y admirar los preciosos barcos de vela o disfrutar de una gran puesta de sol.

En Conwy se encuentra la casa más pequeña del Reino Unido y para el que le gusten los mejillones, los de Conwy son famosos en todo el pais.

Anuncios